traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Llenando la habitación vacía de Edwar Hopper, el pintor que no pintaba hechos sino pensamientos


Sol en habitación llena (versión Tesa)


No recuerdo ningún cuadro de Hopper con gato, y le disgustaba pintar flores, pero desde el interior de su cabeza  mezclo su pintura con mis pensamientos y en los míos a menudo aparecen gatos y flores. 

Sun in an Empty Room by Hopper (original)

9 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Esta foto de mi hija embarazada apenas de cuatro meses de Nora, se la hice después de ver una exposición de Hopper, está claro que influyó en mi manera de retratarla.

Pero fue después, mirando mi archivo que vi que era ideal para llenar una de las habitaciones vacías de Hopper.

Y de nuevo me he metido en la cabeza del pintor y me he dejado llevar mezclando sus pensamientos con los míos, su pinturas con mis fotos.

Y ahí os muestro el resultado.

¿Se nota mucho que Hopper es uno de mis pintores favoritos?

Ya me contáis qué os parece.

Besos y muchas gracias a los que venis a compartir un rato con todas estas locas que me habitan.

Lu dijo...

Hola Tesa! Preparando el post que dejaré programado para el 3 de febrero, apareces en mi "lista de lectura" y acá vengo entonces a ver esta genialidad.
¡Me encantan tus "versiones Tesa" sobre las pinturas de Hopper!
Y en esta, no te privaste de nada...¡si hasta decoraste la habitación con tu versión de "South Carolina Morning"! Adoro los gatos, aunque con ellos sea muy complicado tener flores...
Bella tu hija, bella esa toma y como resultado de tus mezclas ¡una preciosidad la "habitación llena"!
Un abrazo

llorenç Gimenez dijo...

Hola tesa.. preciosa fotografía, es casi un cuadro de Hopper que ha cobrado vida..
Pero Hoper que yo recuerde tiene un cuadro que se llama "Habitación en Brooklyn", que hay una mesita con un florero y flores, pocas pero haberlas haylas..
Y gatos, no recuerdo, pero perros si en un cuadro de una especie de casa de campo que hay un hombre sentado en el escalón del porche, una mujer de pie y un perro precioso, campando por allí, no se si titula "Esta desolación excelente", o algo así..
Como siempre un placer compartir contigo.. Abrazos..

Tesa Medina dijo...

Llorenç, tienes razón en lo de las flores, no conocía ese cuadro, así que ha sido una sorpresa, pero no hay muchas flores en sus cuadros.

y lo de los perros sí, conozco ese cuadro que dices, me gusta mucho, "Tarde en Cape Cop" y hay alguno más que salen perros, pero gatos no.

Un beso, guapo, siempre aprendemos algo en estos intercambios. Gracias.

Tesa Medina dijo...

Lu, tuve dos gatos, un macho y una hembra, ninguno me tocó jamás una planta, así que tuve suerte. Y en la época del Macho tuve una casa con jardín.

Nina, mi siamesa loquita, estuvo conmigo 13 años, y aunque era un torbellino tampoco se comía las flores, ni me rompío ni me arañó nada, eso sí, tenía que llevarla al veterinario a cortarle las uñas, pues a mi me daba miedo por si le hacía daño, y la señorita no se las limaba en el rascador.

Y pasando a Hopper, es muy curioso que sea con este pintor con el que me resulta más fácil realizar estas mezclas de pintura y fotografía, lo he intentado con otros y no se me da tan bien.

Un abrazo,

ñOCO Le bOLO dijo...


Esto es lo que tiene el tener una amiga 'famosa'. Tiene que podemos disfrutar de su creatividad y saber hacer, pareja de cualidades que juntas se convierte en una bomba... y había otra bomba en el cuadro: Nora.
Bueno, entre otros, me encanta Hopper así que tu trabajo ahonda en el tema.

BPdMyN

· LMA · & · CR ·

Manuel dijo...

Es un trabajo excelente y creativo. Y la luz del sol sobre tu hija, a través de esa ventana que se intuye, le da mucho realismo.
¡Enhorabuena!
Besos.

wastedcherry dijo...

Pues creo que a Hopper le gustaría la esperanza de frente en ese retrato maternal que has captado, el gato va bien, a mí me parece que las ventanas de Hopper son idóneas para acurrucar a un ser inquisitivo, en tu ventana, ese ser es el gato. En cuanto a las flores están ahí para acompañar la feminidad que flota en la atmósfera, tal como en Bedroom in Brooklyn, en donde también aparece una mujer, que, aunque de espaldas a nosotros, mira de frente a la ventana como en una espera esperanzada.

Tesa Medina dijo...

WASTEDCHERRY: Cuando voy a la cabeza de Hopper en realidad dejo que él no sólo me preste el lienzo sobre el que trastear sino sus pensamientos más profundos, ahora que ya no tiene que demostrar nada se deja llevar y, voy yo, y lo cuento.

Un abrazo,