traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

El gato callejero que se hartó de fingir que estaba domesticado


6 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Estaba en un espigón, junto al mar, al lado de la maquinaria, que no tengo ni idea qué es, y que a mí me recordó los bajos de un tanque.

Ni se inmutó cuando me agaché y me acerqué a tomarle la foto. Me miró como diciendo, ya no me asusto, llevo mucho tiempo sobreviviendo.

¿Quieres un mimo?, le pregunté, y entonces me miró a los ojos como diciendo ¿te parezco un lindo gatito que necesite mimos.

La foto quedó en mi archivo, sin más, y ayer me puse manos a la obra y transformé a este desafiante gato en un tanquista convaleciente esperando al enemigo.

Muchas gracias a los que os atrevéis a visitar a estas locas que me habitan.

Que no os falte el humor. Besos,

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Es un gato armado, en guardia, suerte que no es legionario, sino lo hacen mascota como la cabra..jeje..
Un abrazo..

Lu dijo...

ajajajaja1 que suerte entré a ver tu nueva publicación! genial para finalizar mi domingo con un poco de buen humor!

¡Me encantó! Ese lindo gatito se ve muyyyy tranqui...No creo que pudiera andar bien comandando un tanque. Bueno ...o sí...tal vez sea de la "GUARNICIÓN CASA RATONES" jajaja

Beso ¡buena semanaa!

Gumer Paz dijo...

jajajaj Tesa, genial!!
Y la tirita es un puntazo jajajaja
Muchos besos :)

ñOCO Le bOLO dijo...


Que el humor sea lo último que falte...
Ese gato del ejército español tiene una herida de guerra y está convaleciente. La foto le ha servido para elevar su autoestima.
Feliz ocurrencia, artista.

BPdMyN

· LMA · & · CR ·

Manuel dijo...

Jajaja. ¡¡¡Es buenísima!!!
Besos.